Fernando Cotta

Burros volando… según la RADLSyR

A viva voz

Burros volando: Dícese de figuras equinas voladores que aparecen por circunstancias de la hipnosis temporal generada por vendedores de paja y humo.

Fenómeno cíclico derivado de la verborrea de quienes por oficio tienen enormes bolsillos y fervor por dejar sin blanca a pequeños, medianos y grandes pudientes.

Vademécum internacional:

  1. Si ve más de uno, acuda de inmediato al farmacéutico más cercano y pida jarabe de palo, la receta suele funcionar de inmediato con la primera galleta.
  2. Vacunas: Hacerse a la idea antes de. En el caso de ver el primero, cierre los ojos, abra la mente, medite, analice y tras unos minutos el burro pierde las alas y aparece un hechicero de a dos patas de cualquiera de los géneros con facilidad para envolver a base de utilizar y manejar emociones y sentimientos. Comúnmente asociados a embutidos con aceites esenciales de falta de escrúpulos y chorizo de la región de las Malas Artes.

Sinónimos: Vendeburras, vendehúmos, vendepajas, vendeasumadre…, y un sin fin de calificativos que siempre quedan a mano del sufridor después de haber verificado el resultado.

Antónimos: Pensador, analizador, verificador, pisasuelos y realismo. Todo aquello que no puede ser.

RADLS: Real Academia de los Sueños.

Aquí continúa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies