Fernando Cotta

No hay Don sin…

No hay Don sin… Agradecido es todo cuánto se pasa por mis sesos, el participio de un verbo que de por sí narra uno de los más puros y altos sentimientos. ¡Sí!, agradecido a la vida por cada uno de los detalles que cada día regalan las estaciones del año.…

Read More

A los dividendos

A los dividendos decirles quiero que… Nunca fueron buenas ideas las que destruyen otras que antes se andaron. Duras consecuencias acarrean, pues “quien deshace lo hecho y cree que por derecho, carga sin compensar el peso”. Pero si es cierto que de vez en cuando o de cuando en vez, …

Read More

A vuestra merced, ¡mi pecho!

Hoy escribo a la esperanza, al desengaño de  mis sueños, al llanto amargo del tupido velo. Hoy canto a las estrellas a la fe y su bonanza.   Gotas de sangre en la almohada, zumo que agota hasta el silencio, lágrimas que brotan y no salen del hospicio de castillos…

Read More
El Duque del Altozano
A tinta y pluma

El Duque del Altozano a tinta y pluma – III –

Pisando firme cuando podía llegó a su primera morada, allá donde las bellas lozanas esperaban escuchar los versos que de su pluma escribía para hombres, doncellas y puritanas, acabando en miles de ocasiones, recitándolos él mismo por la mañana. — ¡Buenas tardes Don Ferrando! — ¿Buenas tardes?, qué rápido se…

Read More
En tiempos soldado del XVI
Página 1 de 3123

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies