Fernando Cotta

¡Gracias, NAVIDAD, gracias, gracias, GRACIAS!

¡Gracias, NAVIDAD, gracias, gracias, GRACIAS!

Y que no falte la gratitud a fechas tan señaladas. Días para todos, donde los recuerdos se viven en las sonrisas de los niños, en la felicidad de quienes sabemos que, aún estando huérfanos en parte de nuestra vida, seguimos conservando la ilusión de volver a vivir y disfrutar la compañía de los vivos y el amor en el rincón de los corazones de quienes ahora vuelan entre las estrellas del firmamento.

Por ello grito a pleno pulmón: ¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, NAVIDAD!, por estos tiempos de tregua, por…, transformar la melancolía en esperanza, darnos el risueño del alma, permitirnos estar con los que queremos, por nuestros hijos, padres, hermanos, amigos, por permitirme escuchar las voces de las sirenas a mar abierto cantando y danzando a la vida…, por estos días donde todo es amor, cariño, respeto y…

¡Un millón de millones de os quiero!

¡GRACIAS NAVIDAD, GRACIAS!

¡FELIZ, FELIZ NAVIDAD!

Y que la paz y alegría con o sin lotería os acompañe de por vida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies