Fernando Cotta

A la paz de la vida cantaba un ruiseñor…

          A la paz de la vida cantaba un ruiseñor…

         -No hay vida si no hay paz en el interior.

         Un gorrión le respondió:

         -Verdes y de oro son las siegas del corazón de quien a todos gobierna sin tener en cuenta su color.

         Entró en escena un negro cuervo, tizón como el carbón.

        -Sin odio no hay división y sin ella ni gestas ni cestas que llenar.

        Una cotorra a base de graznidos le vitoreó, pero fue un bello cantor,  mirlo blanco como los de antes quien a base de dulces corcheas sostenidas, bien armadas  y  fusas sin confusas…, cerró la función.

        “Quien divide poco vale, pues quien sabe a todos defender sin tener en cuenta su razón, es líder grande de toda la población, sin embargo las alimañas son presa del odio y avaricia que su pecho encierra y con el tiempo…, carne de su misma guadaña y suerte de cañón”.

A viva voz

 

2 thoughts on “A la paz de la vida cantaba un ruiseñor…

  1. Pingback: A los dividendos - Fernando Cotta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies